El bolso de mamá

¿Cómo reconocer fácilmente a una madre? ¿Por la cara de cansada? ¿las uñas sin pintar? ¿las huellas de manitos con chocolate en la ropa? No. ¡Por las cosas que lleva en su bolso!

La cartera es una fiel compañera de todas las mujeres. Y, como siempre digo, la maternidad modifica todo… hasta el tamaño y la funcionalidad del bolso que nos acompaña a todas partes. Con niños, ya no podemos salir con una bandolerita, llave, celu y dinero. Debemos preparar montones de cosas, porque no se sabe en qué momento las podemos necesitar, porque queremos tener todo bajo control y porque alguna de esas cosas pueden salvarnos de colapsar. Más vale prevenir.

Durante el embarazo, ya empezamos a pensar en el “bolso”, lo tenemos listo unos meses antes y no nos abandonará por largo tiempo.

Al principio, llevamos pañales, cambiador, mamaderas, chupetes, leche y demás. Y a medida que nuestros hijos van creciendo, algunas cosas ya no las vamos precisando, pero se van incorporando otras. ¿Cómo? Por la experiencia: La primera vez que el niño corre por todo lados mientras vos estás en plena cola para hacer un trámite, aprendés que es imprescindible contar con algún juguetito o un par de dulces extorsionadores. Al rato, te das cuenta que necesitás una botellita con agua porque le dio sed. Después, requerís algo para limpiarle las manitos pegoteadas. Y así. Entonces, aunque ya no uses el bolso de maternidad, todos esos elementos deben entrar en tu cartera.

También pañuelos descartables, papel higiénico, toallitas húmedas, antibacteriales, alcohol en gel, repelente para mosquitos, muda de ropa, abrigo, algún antifebril, termómetro, curitas, esas cremas cicatrizantes y esas para las picaduras, algodón, galletitas…

Salir con niños no es tarea fácil. Pero aquí estamos, las madres, equipadísimas con sus enormes carteras para hacer frente a cualquier circunstancia.

Anuncios

Una respuesta a “El bolso de mamá

  1. Cuanta razon!! Por eso cuando volvi a tener mi segundo bebe opte por comprar cartera grande, bolso deportivo grande!! Porque hoy me doy cuenta que comprar un bolso maternal a no ser de esos que son gigantes, es un gasto mal realizado. Pero cuanta verdad!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s