Feliz en tu día

El cumpleaños de un hijo: nada más y nada menos que celebrar el aniversario de su nacimiento, recordar el día en que llegaron al mundo y festejar la importancia de ese acontecimiento.

Y, además, es una fecha en la que parece que una etapa en el crecimiento se cierra para dar lugar a otra, destacando todos los logros y avances del año transcurrido.

Por eso, “la fiesta de cumple” es un ritual sumamente positivo que tiene como principal objetivo hacer que nuestro pequeño se sienta especial, agasajarlo…

Entonces, mamá llena muchas bolsitas con golosinas, hace una linda torta que poco se parece a las de Maru Botana, intenta manualidades que vio en internet, busca por todas las casas de cotillón la decoración del personaje favorito del cumpleañero, se estresa, quiere que todo salga bien, que los chicos no se maten en el castillo inflable y que su niño sople las velitas…. Pero, principalmente, que sea muy feliz.

Pienso que está bueno planificar una celebración de acuerdo a los gustos, la edad y la personalidad de nuestro hijo. También, hacerlo participar de la organización y los preparativos, aprovechando la oportunidad de compartir y divertirse.

Hay muchas maneras de festejar. No es indispensable hacer una fiesta gigante, ni alquilar el salón de moda, ni ser la mamá más original… Pero, creo, que sí es imprescindible disfrutarlo: el agasajado y nosotras. Después de todo, también se celebra un año más de nuestra experiencia en la maternidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s